Medicina y valor

El ejercicio de la Medicina, en especial en un mundo cada vez más dominado por la tecnología, exige la actitud de vivir despierto y con reverencia hacia aquello que lo fundamenta: el enfermo. Este es una persona, no un caso, no una estadística. Es alguien que nos interpela y que exige de nosotros lo mejor.

A exponer o recordar estos aspectos esenciales dedico esta parte de mi blog, que quizás vaya orientada más hacia los profesionales actuales o futuros de la Medicina, en sentido amplio, ya que, enfermos, realmente lo somos o seremos todos en algún momento.

image