Saltar al contenido.

25 diciembre, 2013

Un niño

por bernardinominana

IMG_0059Anoche, en la Misa del Gallo, como siempre en la capilla del histórico Hospital de Santiago, en Cuenca. Natividad del Seńor. Nochebuena de 2013. De verdad, a pesar de las bajas de este año que siempre añaden cierta tristeza. Por primera vez  en mi vida durante toda la Liturgia, sin saber por qué, un motivo de reflexión recurrente: un niño recién nacido.

Siempre fue motivo de meditacion para mi la trascendencia del hecho de la encarnacion y nacimiento del Hijo de Dios al cumplirse la plenitud de los tiempos. Las profecías y la expectacion. La luz del mundo alumbrada por una Virgen inmaculada. Lo visible que nos permite la percepcion de lo invisible. Sin embargo, anoche y hoy, todavia, lo es la figura de un niño recien nacido.
Un niño con una manos pequeñas, que no abarcan el meñique de un adulto. La cara, sonrosada, todavia con las señales del parto. Dormido, con la respiracion rapida, y haciendo movimientos reflejos con la boca, como queriendo mamar. Abrigado, muy abrigado. Envuelto en telas delicadas para que no pase frio. Esa imagen es el hecho mas extraordinario de la historia. Pura ternura, indefension, dependencia, humanidad. El Amor todopoderoso encarnado en una criatura que exige ser amada. Duerme… siendo un aviso al mundo para que despierte.
Un niño, como cada uno de mis hijos cuando nacieron. Con la necesidad de una familia que le proteja, donde crecer, donde desarrollar sus capacidades y habitos sociales elementales. Con la figura de un padre y de una madre. Un niño como uno de mis hijos que me pregunto tras la Misa: ‘¿como puede nacer El en nuestro corazón?’  Yo le traté de explicar, pero no le hablé de esto, ya que esta experiencia se puede contar pero no explicar.
Un niño como lo fui yo, como lo fueron mis padres, como lo fueron mis antepasados. De lo que fue entonces y de lo que siguio despues, soy lo que hoy soy. Y ellos fueron lo que fueron.
Un niño igual que todos aquellos que tuvieron la oportunidad de nacer, que es su primer y definitivo derecho. En caso contrario se hubiese manifestado de otra forma.
Un niño que da sentido a todo. Por eso ayer, el Adeste Fideles, primero en la Iglesia y despues ante el Belen del claustro, compartiendo paraguas con Jose Manuel, lo cante lo mejor que supe y con la maxima emocion.
Leer más desde Espíritu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nota: HTML está permitido. Tu dirección de correo electrónico nunca se publicará.

Suscribirse a comentarios

A %d blogueros les gusta esto: