Saltar al contenido.

16 octubre, 2012

El año de la Fe

por bernardinominana

año de la fe

El Papa Benedicto XVI acaba de declarar inaugurado el año de la Fe, una interpelación a todos los católicos a profundizar en el conocimiento de nuestra Fe, de su riqueza, de su solidez y, en consecuencia, de la necesidad de comunicarla al mundo… si es que el mundo nos importa. Aprovecho esta circunstancia  para resaltar su importancia en el día a día de nuestras vivencias, de nuestras experiencias.

¡No tiene sentido! ¡No puedo creer en esas cosas! ¡Es todo un invento de los hombres! ¿Como podría la injusticia estar presente de esta forma en el mundo si hubiese un Dios?‘. Así me decía G. hace unos días, una de las personas que mas quiero, desde sus 77 años, sin esperanza alguna. Le pido que haga el esfuerzo de acercarse al sagrario, a solas, y con el deseo firme de creer. Le auguro que será premiado por el don de la fe que fundamenta nuestra esperanza y, movido por ella, de la necesidad de darse llenando de sentido nuestros años en la tierra, aunque cada vez nos queden menos. Le será concedida la experiencia del trato personal con Dios en la oración, que todo lo puede.

Rezo diariamente por el y por muchos mas, para que abran sus oídos y sus ojos y así puedan oír y ver, pues de lo contrario no alcanzaran paz alguna. No es posible. Mi oración se dirige hacia Aquel que hace oír a los sordos y ver a los ciegos. Creo que aquí se contiene la esencia de lo que es la fe: confianza. Un don de Dios a aquellos que le buscan con humildad. Es la condición única y exige valor. El valor de saber que no es gratuita del todo, sino que nos exige una respuesta que afecta a toda nuestra vida, una autentica revolución interior capaz de transformar el mundo exterior.

Es la consecuencia de la experiencia intima, cercana, del resucitado. Y ya no hay vuelta atrás. Ya no puedes decir que no lo conocí. Y este es uno de los milagros permanentes que hay en la tierra. ¿Quien dice que no los hay? Ver, oír, andar… finalmente resucitar.

Los cristianos estamos en misión permanente con nuestro ejemplo y nuestra palabra. El mundo seria realmente otro si no fallásemos tanto en ambos aspectos.

Día a día, en cada ámbito: trabajo, familia, estudios, amistades… Como Begoña o Joaquina, entre otros, alimentandose diariamente de vida eterna, mirando al sagrario entre paciente y paciente; con la oración antes de cada intervención quirúrgica, o mientras se traslada la camilla de un enfermo… Todo ello imperceptible para los demás, oculto, aunque solo destaque el ámbito laboral en el que me muevo.

Todo a nuestro alrededor amenaza con robarnos la paz: crisis económica, disensiones diversas de índole territorial o ideológica, problemas familiares, etc. Sin embargo, solo siendo conscientes de nuestra realidad metafísica y abrazando esa verdad antigua y siempre nueva y revolucionaria, con lo que conlleva, puede esa paz llegar a nuestro corazón.

No hay otra salida. Solo hay un camino que resulta ser verdad y vida y que da la paz. No como la da el mundo. No busquéis en otro lado porque no se encuentra tratando de huir de nosotros mismos y de lo que nos rodea, de lo que es humano. Solo en quien con Su vida y palabras ha dado respuesta a todos los interrogantes que se nos plantean.

Como decía, el Papa ha anunciado a partir de este mes de octubre el año de la fe. Para los cristianos supone ir adelante en la evangelización de un mundo que esta necesitado de esperanza, reconciliación y alegría. Solo con la oración, el ejemplo y dando a conocer una verdad, misteriosamente eterna y sencilla, accesible a todo ser humano, como no podía ser de otra forma. Que hace libre y que se torna un océano inmenso inabarcable, que nos hace desear que algún día podamos comprenderla en toda su dimensión.

Una gran responsabilidad, especialmente en el momento actual, que debe ser animada por el deseo de nuestro corazón de compartir el tesoro encontrado, aquel por el que mece la pena vender todo lo que tenemos y comprar el terreno en el que estaba escondido

Leer más desde Espíritu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nota: HTML está permitido. Tu dirección de correo electrónico nunca se publicará.

Suscribirse a comentarios

A %d blogueros les gusta esto: